Saltar al contenido
Colchón Hinchable INFO

Cómo Limpiar un Colchón Inflable

como limpiar un colchon inflable

Mantener limpio el colchón hinchable es una garantía que nos permitirá disfrutar de su uso a lo largo de mucho tiempo. No es posible limpiarlo como lo haríamos con un colchón que no sea inflable, ya que su material es algo más delicado y requiere algunas pequeñas consideraciones.

Si te preguntas cómo lavar un colchón inflable, aquí te mostramos unos sencillos trucos y algunas ideas prácticas.

Limpieza de Mantenimiento

  • Siempre es una buena idea proteger el colchón hinchable con una funda durante su utilización, ya que lo preservará del moho, las manchas y otros agentes no deseados.
  • Es interesante hacer una limpieza de rutina cada dos o tres meses con agua y un jabón suave, dejándolo secar por sí mismo y en una zona ventilada.
  • Para evitar los olores se puede utilizar una cantidad pequeña de bicarbonato de sodio, colocándolo en los huecos o en las zonas más bajas del colchón. Se deja durante unos minutos y después se puede retirar con la ayuda de una aspiradora.

Limpieza de Manchas y Moho ✅

Siempre que te percates de alguna mancha en el colchón, procede a hacer una limpieza con agua y jabón suave. Para evitar el moho y la humedad se puede sacar el colchón al exterior en un día soleado, con el fin de que el calor y la luz solar eliminen la humedad y el moho que se haya podido formar.

También se puede utilizar una mezcla de agua y vinagre a partes iguales para limpiar el moho, ayudándonos de una esponja y frotando sobre la superficie del colchón hinchable.

Finalmente se debería aclarar con agua y dejar que se vaya secando al aire libre. Aplicar un desinfectante también podría ser de ayuda para evitar el moho.

como limpiar un colchon hinchable

Limpieza después de Utilizarlo

  • En el caso de que no vayamos a utilizar el colchón hinchable durante un cierto tiempo, es aconsejable limpiarlo y guardarlo en su lugar correspondiente. Consulta nuestro artículo acerca de Cómo Desinflar un Colchón Inflable.
  • Si no tienes un colchón con bomba incorporada, deberás dejar que se desinfle poco a poco y que vaya soltando el aire por sí mismo. No es aconsejable golpearlo ni saltar encima de él para acelerar este proceso. En el caso de que tu colchón sea de los más finos y delgados, puedes doblarlos o enrollarlos para forzar la salida del aire.
  • Una vez que haya soltado el aire, puedes doblarlo y colocarlo en su bolsa de transporte. Es importante no guardar el colchón en zonas con humedad o con temperaturas muy elevadas, ya que no sería saludable para sus materiales. Cuidar estos pequeños detalles redundará en beneficio de tu colchón y su durabilidad.